Albóndigas en salsa

Cómo hacer albóndigas en salsa

Albóndigas caseras

Hoy os proponemos un plato de albondigas en salsa caseras, que poco o nada tienen que ver con los platos precocinados de albóndigas que se venden en los supermercados.

Nunca me han gustado esos productos, pues tienen muchos aditivos, colorantes y conservantes, y por supuesto, el sabor no es el mismo que el de las albóndigas caseras.

Albóndigas caseras

Lo mejor es producto casero y natural, que sabes lo que has añadido y lo que no.

Estos son los ingredientes que vas a utilizar

Preparación paso a paso

Paso 1. En un bol, mezcla los huevos junto con los ajos picados y el perejil. Incorpora la carne picada y vuelve a mezclarlo.

Paso 2. Remoja las migas de pan en leche y escúrrelas, añádelas a la mezcla de carne y agrega un poco de sal y unas vueltas de pimienta negra molida. Amasa la mezcla con las manos para que los ingredientes se distribuyan uniformemente.

Paso 3. Enharínate las manos con harina para poder trabajar con la mezcla de las albóndigas y puedas darle forma redonda. No las hagas muy grandes, que tengan un diámetro de 3 o 4 centímetro como mucho. Pasa las albóndigas por harina, eliminando su exceso y resérvalas.

Paso 4. Calienta abundante aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto y añade las albóndigas para que se frían primero por un lado, y luego por el otro. Una vez que tienen una capa crujiente por fuera, se van sacando a una cazuela amplia.

Paso 5. Cuando estén todas las albóndigas fritas, se vierte un vaso de vino blanco y otro de agua y se ponen a calentar destapadas.

Paso 6. Para preparar la salsa, calienta un chorrito de aceite de oliva en una sartén y sofríe en él la cebolla finamente picada. Cuando se dore, añade 1 cucharada de harina y se remueve para que impregne todo el aceite. Deja que se tueste unos segundos y, a continuación, añade la salsa de tomate. Mézclalo bien y añádelo a la cazuela de las albóndigas.

Paso 7. Deja que todo siga cociéndose a fuego lento durante unos 15 minutos, hasta que las albóndigas estén cocidas y la salsa espesa. Remuévelo de vez en cuando para que no se pegue nada. Prueba la salsa y rectifica de sal si ves que lo necesita.

Paso 8. Pela y pica las patatas en cuadraditos. Fríelas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas por fuera y tiernas por dentro. Escúrrelas y sazónalas con sal.

Paso 9. Sirve las albóndigas con la salsa y acompañadas de las patatas fritas.