Albóndigas en salsa

Cómo hacer albóndigas en salsa

Con patatas fritas

Con patatas fritas

Las patatas fritas son la guarnición perfecta para las albóndigas. Unas patatas fritas crujientes y doradas están deliciosas, y se pueden mojar en la salsa. Este es un plato que gusta a todo el mundo, sobre todo a los niños, que no dejarán nada.

Puedes aprovechar para hacer las albóndigas con diferentes carnes o pescados y variar la salsa para que no sea siempre igual.

Ingredientes

Para las albóndigas:

  • 750 gr de carne picada (puede ser de pollo, cerdo, ternera, pavo o una mezcla)
  • 1 huevo grande, batido
  • 3 puñados de migas de pan
  • 1 cebolla mediana, bien picada
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cucharaditas de Salsa Worcestershire
  • 2 puñados de perejil fresco
  • 1/4 taza de queso Parmesano rallado
  • Sal y pimienta negra molida, al gusto

Para la salsa Marinara:

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 1 puñado de perejil picado
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 1 kilo de tomate triturado
  • Sal y pimienta negra, al gusto

Para las patatas fritas:

  • 4 patatas medianas, cortadas en cuñas a lo largo
  • Aceite de oliva virgen extra, para freír
  • Sal, al gusto

Procedimiento

  1. Precalienta el horno a 220º C. En un bol mezcla la carne picada, el huevo, las migas de pan, la cebolla, el ajo, la salsa Worcestershire, el perejil, el queso y un poco de sal y pimienta, hasta que todos los ingredientes estén bien combinados.
  2. Con esa mezcla, haz bolas de unos 4 centímetros de diámetro hasta terminar la carne, todas aproximadamente del mismo tamaño, y vete colocándolas en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.
  3. Introduce las albóndigas en el horno para que se cocinen durante 12 minutos. Antes de sacarlas, abre una al medio para asegurarte de que está bien cocinada por dentro. Apaga el horno y reserva las albóndigas.
  4. Para hacer la salsa, calienta una cazuela mediana a fuego medio y añade el aceite y el ajo picado. Cuando empiece a freírse, incorpora las hierbas y la pimienta negra y déjalo infundirse durante medio minuto.
  5. Agrega el tomate triturado y condimenta la salsa con sal y pimienta negra. Cuando la salsa comience a burbujear, reduce la temperatura para que se cocine a fuego lento durante 5 minutos.
  6. Incorpora las albóndigas a la salsa y continua la cocción otros 15 minutos más, hasta que la salsa haya espesado.
  7. Mientras se hace el plato, puedes freír las patatas. Pela y corta las patatas en cuñas y fríelas en una sartén con abundante aceite de oliva bien caliente, hasta que estén doradas. Saca las patatas y escurre el aceite sobrante con un papel de cocina. Salpimenta las patatas a tu gusto.
  8. Sirve las albóndigas acompañadas de la salsa y las patatas fritas.