Especial Albóndigas en salsa

Cómo hacer albóndigas en salsa

Albóndigas en salsa de tomate

¡Necesitamos más comida en forma de bola! Todo lo que está bueno tiene forma de bola: trufas, bolitas de queso, croquetas, buñuelos, y por supuesto, las albondigas encabeza la lista.

Así que hoy estoy compartiendo contigo mi receta infalible de albóndigas en salsa de tomate.

Albóndigas en salsa de tomate

Yo no lo llamo "las mejores albondigas en salsa de tomate", porque todo el mundo piensa que su receta es la mejor.

Y no soy tan arrogante como para pensar que las mías son las mejores del mundo entero. Pero estas son perfectas para mí y mi familia.

Me encanta que mis albóndigas sean suaves y jugosas, porque he probado muchas recetas y algunas de ellas están muy secas.

La panada es el secreto para que las albóndigas estén blandas y sabrosas. Y también utilizar una mezcla correcta de carnes, mitad ternera, mitad cerdo.

¡Y la salsa de tomate es una locura! La combinación perfecta para una comida deliciosa.

Tiempo de cocción: 40 min 

Porciones: 6

Nivel: Fácil

Ingredientes para las albóndigas:

  • 80 g de miga de pan
  • 200 ml de leche entera
  • 2 huevos + 1 yema
  • 200 g de cebolla finamente picada
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 20 ml de aceite de oliva
  • 1 kilo de carne picada magra
  • Sal y pimenta negra al gusto
  • Harina para enharinar
  • Aceite de oliva virgen para freír

Salsa de tomate:

  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas, finamente picadas
  • 3 dientes de ajo finamente picados
  • 1 puerro finamente picado
  • 2 zanahorias finamente picadas
  • 800 g de tomate triturado
  • 1 hoja de laurel
  • Orégano seco
  • 1 cucharadita de sal y pimienta recién molida

Así se preparan las albondigas con salsa de tomate:

Para hacer las albóndigas:

En un cuenco pequeño pon la miga de pan y empápala con la leche para hacer una panada. Mézclalo bien y deja que repose mientras haces el resto de la preparación.

Vierte el aceite en una sartén y pocha la cebolla y el ajo a temperatura media durante 20 minutos. En el último minuto, añade el perejil picado y mezcla.

Añade los huevos y la yema a la panada y bátelo con la batidora hasta que esté líquido.

En un recipiente grande pon la carne picada, la mezcla de panada, la cebolla y el ajo, la sal y la pimienta negra, y empieza a mezclarlo bien con las manos.

Cuanto más estés masajeándolo, más tierna estarán las albóndigas. Aguanta por lo menos 10 minutos.

Coge un trozo de masa con las manos y dale forma redonda, del tamaño de pelotas de golf. Puedes enharinarte las manos para que no se te pegue la carne.

Pásalas ligeramente por harina y pon una sartén con abundante aceite a calentar a fuego alto.

Fríe cada albóndiga hasta que se forme una costra por toda su superficie. Basta con freírlas exteriormente, luego ya las cocinaremos por dentro.

Retira las albóndigas a un plato con papel de cocina para que escurran el exceso de aceite. Reserva.

Para la salsa de tomate:

En una cazuela grande, calienta el aceite de oliva virgen y pocha la cebolla, el ajo, el puerro y las zanahorias a temperatura media durante 30 minutos.

Añade el tomate triturado y llevamos a ebullición un par de minutos.

Baja el fuego, sazona con sal y pimienta, añade el laurel y el orégano e incorpora las albóndigas a la cazuela. Deja que cuecen durante 40 minutos a fuego lento tapadas.

Sirve en caliente.

Consejos:

Las sobras se conservan muy bien en la nevera, en un recipiente hermético, durante 3-4 días. Los recaliento muy suavemente en el microondas, tapadas, al 50% de potencia.

Para que el tamaño de las albóndigas sea el mismo me ayudo de una cuchara de helado para coger la porción de carne.

Prueba diferentes tipos de carne picada, como cordero, pavo y pollo.

Si no te gusta encontrarte tropezones en la salsa de tomate, antes de añadir las albóndigas puedes triturarla con la batidora.

Porciones: 6
Tiempo de preparación: 20 minutos
Tiempo de cocinado: 55 minutos
En total, está listo en: 70 minutos