Albóndigas en salsa

Cómo hacer albóndigas en salsa

Albóndigas en salsa de tomate

Necesitamos más alimentos en forma de bola en este mundo. Todo lo que está bueno tiene forma de bola. Las trufas, bolitas de queso, croquetas, buñuelos, y por supuesto, las albondigas encabeza la lista de los alimentos con forma de bola.

Así que hoy estoy compartiendo con vosotros mi receta de albóndigas en salsa de tomate. Yo no lo llamo "las mejores albondigas en salsa de tomate", porque todo el mundo piensa que su receta es la mejor.

Albóndigas en salsa de tomate

Y no soy tan arrogante como para pensar que las minas son las mejores del mundo entero. Pero estas son perfectas para mí, para mi gusto. Me gusta que mis albóndigas sean muy suaves y jugosas.

El queso ricotta es el secreto para que las albóndigas estén blandas y jugosas. Esto es debido a que el queso se expande cuando se cocina, por lo que crea unas pequeñas bolsas de aire en la carne.

Tiempo de cocción: 30 min 

Porciones: 6

Nivel: Fácil

Calorías: 261

Ingredientes para las albóndigas:

Salsa de tomate:

Así se preparan las albondigas con salsa de tomate:

Para hacer las albóndigas:

En un cuenco grande, mezclamos la carne picada, el queso ricotta, el huevo, los tomates secos, la sal y la pimienta. Hay que mezclarlo todo bien con un tenedor para que se repartan uniformemente.

Cogemos un trozo de masa con las manos y le damos forma redonda, del tamaño de pelotas de golf. Si quieres puedes pasarlas ligeramente por harina.

Calentamos una sartén a fuego fuerte con el aceite de oliva y freímos cada albóndiga hasta que se forme una costra por toda su superficie. Sólo queremos freírlas exteriormente, luego ya las cocinaremos por dentro.

Para la salsa de tomate:

En una cazuela grande, calentamos el aceite de oliva virgen y pochamos la cebolla hasta que esté transparente. Añadimos el tomate triturado y llevamos a ebullición.

Añadimos la sal y la pimienta, al gusto y bajamos el fuego a medio. Añadimos las albóndigas todavía crudas a la cazuela y dejamos cocer a fuego medio durante 30 minutos.

Servimos en caliente.