Albóndigas en salsa

Cómo hacer albóndigas en salsa

Albóndigas de merluza en salsa verde

Albóndigas de merluza en salsa verde

Aprende ha hacer estas albóndigas de merluza en salsa verde, unas originales albóndigas de pescado que te encantarán por su sabroso sabor. Es una manera diferente de comer pescado que encantará a los más pequeños de la casa.

Puedes utilizar cualquier otro pescado blanco que tenga una carne firme como la merluza, así, el sabor de las albóndigas nunca será el mismo.

LISTA DE INGREDIENTES

  • 500 gramos de lomos de merluza sin piel y sin espinas
  • 1 diente de ajo machacado
  • 100 gramos de migas de pan
  • Media taza de leche
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de perejil
  • Sal, al gusto
  • Harina
  • Aceite para freír.

Para la salsa verde:

  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 240 ml de vino blanco
  • Perejil picado, al gusto
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 vaso de agua
  • Sal, al gusto

ELABORACIÓN DE LAS ALBÓNDIGAS DE MERLUZA EN SALSA VERDE

  1. Limpiamos bien los lomos de merluza, les quitamos la piel y todas las espinas. Cortamos en trozos lo más pequeños posibles la merluza, eliminando todas las espinas que nos encontremos.
  2. Machacamos el diente de ajo en un mortero y le mezclamos con la merluza picada.
  3. Agregamos el huevo y el perejil y lo sazonamos a nuestro gusto.
  4. Mezclamos las migas de pan con la leche hasta que estén empapadas y las añadimos a la mezcla de merluza. Con un tenedor, lo removemos todo para que quede bien integrado.
  5. Una vez que tengamos una pasta uniforme, la cubrimos con film y la introducimos en el frigorífico durante 3 horas para que se endurezca y se pueda moldear sin que se rompa.
  6. Pasado ese tiempo, cogemos un poco de pasta y vamos dándole forma de albóndiga, haciendo todas de un tamaño parecido.
  7. Pasamos por harina las albóndigas y las freímos en aceite caliente, primero por un lado, y luego le damos la vuelta para que se hagan por el otro, hasta que estén doradas.
  8. Sacamos las albóndigas a un papel de cocina para que escurran todo el aceite sobrante. Las reservamos mientras hacemos la salsa.
  9. Para hacer la salsa verde, calentamos el aceite de oliva en una sartén y añadimos la cebolla muy picada para que se sofría.
  10. Machacamos los dos dientes de ajo en un mortero con un poco de sal y le añadimos una pizca de perejil picado. Vertemos el vino blanco y reservamos.
  11. Cuando la cebolla esté dorada y tierna, le añadimos las dos cucharadas de harina y lo removemos todo para que se distribuya bien. Dejamos que se cocine la harina durante 30 segundos para se tueste y no sepa tanto a harina.
  12. Vertemos la mezcla de vino, ajo y perejil, y vertemos además un vaso de agua, removiéndolo bien para que se espese la salsa. Podemos añadir más perejil si queremos que esté más verde.
  13. Incorporamos las albóndigas y dejamos que cueza todo junto durante varios minutos, hasta que la salsa haya espesado y las albóndigas estén tiernas. Probamos la salsa y ponemos a punto de sal si es necesario.